La cocina de Angie

JACOGO EN "NUESTRAS MEJORES RECETAS"

Hoy os traigo tres recetas que amablemente me ha enviado Jacogo, amigo de Lola de Almería, para participar en nuestro libro de “Nuestras mejores recetas“. Parecen deliciosas las tres! Muchísimas gracias Jacogo, las probaré y te cuento.
Os recuerdo que todos podéis mandar tres recetas máximo, un primer plato, un segundo plato y un postre, los mejores de vuestra casa, reeditando las recetas, o simplemente mándandome el enlace a ellas.

Agradecer especialmente a los que me habéis enviado nuevas recetas: Jacogo, Morguix, José Manuel, Cristina, Lola de Almería, Marus y Ana! Gracias!

Zapallitos con gulas
(Lo siento, no he podido poner la foto. En el libro sí estará)

Mi huerta ha empezado a producir. Aprovechando unos calabacines argentinos se me ocurrió prepararlos de esta guisa, pero podría hacerse con unos calabacines “de aquí”.

Dos zapallitos
Un paquete de gulas (surimi)
Dos lonchas de queso Enmental
Una cebolla pequeña
Sal

Para la bechamel:
Una cucharada de harina
Dos cucharadas de aceite
Un vaso de leche
Sal

Cortar los zapallitos por la mitad, darles unos cortes en cuadrícula y pasar la punta del cuchillo alrededor para empezar el vaciado. Terminar de vaciar con una cuchara filosa.

Poner a pochar la cebolla, bien picadita con un poco de sal. Cuando esté medio hecha añadir la carne del calabacín. Cuando esté hecho rectificar de sal

Mientas tanto, ablandar al vapor los cascos de los calabacines. No salar para que no pierdan jugo. Yo lo hice en olla rápida, a media presión, en 2 minutos y sacando el vapor antes de que se enfriase.

Simultáneamente se puede ir haciendo una bechamel clara. Salpimentar y colocar los cascos ablandados en una fuente de horno.

Rellenarlos con las gulas hechas al ajillo: picar finito un par de dientes de ajo, dorarlos en aceite saltear las gulas

Terminar de rellenar con el pochado de cebolla y calabacín, cubrir de bechamel y con las láminas de queso

Meter al horno precalentado a 180º durante 10 minutos y terminar gratinando.

Bacalao con pisto gratinado

Aprovechando un tarro de pisto en conserva, hecho con productos de mi huerto, he preparado hoy un rico plato

Ingredientes para 4 raciones:

1 bote de pisto de 1 kg (*)
1 cebolla pequeña
1 puerro
3 dientes de ajo
500 gr de bacalao en salazón
2 cucharadas de harina
300 ml de leche
queso rallado para gratinar
aceite de oliva V. E.
sal
pimienta
nuez moscada

Desalar el bacalao, escurrir, quitarle piel y espinas y desmigarlo.

Picar la cebolla, el ajo y el puerro en concasse y poner a pochar. Cuando esté pasada la cebolla se añade el bacalao, se saltea y se reserva.

Preparar una bechamel, sazonándola con sal, pimienta y nuez moscada.

Calentar el pisto y añadirle roux o maizena express para espesarlo.

Poner la mezcla de bacalao en una fuente de horno; encima poner una capa de pisto y sobre ella la bechamel. Espolvorear con queso rallado y llevar al horno, precalentado, a 180º C por 20 minutos. Si en ese tiempo no se gratina, subir a una balda mas alta y aumentar la temperatura a 230º C, teniendo cuidado de sacarlo en cuanto esté dorada la superficie.

(*) A falta de pisto en conserva, prepararlo con cebolla, calabacin, pimiento verde y tomates maduros. Yo lo hago salteando cada hortaliza por separado y juntándolas cuando cada una alcance su punto.

Peras en almíbar gelatinizado de Verdejo

1 k de peras Conferencia maduras, pero no blandas
1 botella de vino verdejo
100 gr de azúcar
1 ramita de canela
4 granos de cardamomo
1 sobre de gelatina en polvo

Pelar las peras, cortarlas al medio y quitar las semillas.

Poner en un cazo al fuego el azúcar, el vino y las especias, (pueden cambiarse por unos granos de pimienta, un clavillo de olor…) y llevar a ebullición suave para que pierda el alcohol. Comprobar si queda algo de alcohol con una cerilla (si quedase se prendería).

Añadir las peras, cortadas a la mitad y quitadas las semillas y dejarlas hervir, a fuego suave, durante unos 15 minutos, dependiendo del grado de madurez.

Cuando las peras estén cocidas (comprobarlo con una puntilla, que ha de clavarse fácilmente) se separan.

Se cuela el almíbar y se le añade la gelatina en polvo agitando enérgicamente con las varillas (si fuese en láminas, se habrá remojado previamente en agua). Dejar templar.

Cubrir el interior de un molde con film de plástico, para facilitar el desmoldado.

Colocar en él las peras (si se cortan en cuartos se repartirán mejor) y un poco del almíbar con gelatina; llevar al frigorífico hasta que cuaje la gelatina y así queden fijadas las peras (si el bol fuese metálico y estuviese previamente enfriado se tardará menos).

Una vez fijadas las peras se añade el resto del almíbar gelatinizado y se pone a enfriar.

Para desmoldar, mejor esperar al día siguiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: